LO QUE IMPORTA ES EL TALENTO

3 min de lectura

Publicado el 20/05/23

En un mercado que expresa cada vez más preocupación por la escasez de colaboradores/as con las habilidades requeridas, poder generar atracciones para conquistarlos/as se vuelve un imperativo.

Es cierto, el mundo laboral se está viendo interpelado por el mayor ingreso de la Inteligencia Artificial (IA) en muchas tareas, así como también el uso del metaverso o los algoritmos para diseñar escenarios posibles. Sin embargo, ya empieza a vislumbrarse que la simple presencia de estas herramientas no servirá para hacer la diferencia sin el talento adecuado que las administre. 

Entonces, en medio de la creciente digitalización del trabajo y la fuerza laboral, estamos viendo que los humanos siguen siendo los catalizadores del futuro.

Pensando en el talento tecnológico bajo la mirada de Experis, una marca de ManpowerGroup, analizamos que hay ciertas tendencias que irán marcando el mercado durante este año, tal como lo expresa el informe La nueva era del potencial humano. Tendencias 2023 de la fuerza laboral.

Cambios demográficos

A pesar del aumento de la fuerza laboral Gen Z, también estamos viendo poblaciones que envejecen, mientras atravesamos una grave escasez de talento y una reducción de la participación en la fuerza laboral en muchos países, que no se puede superar simplemente empleando a personas más jóvenes. Los países con tasas de jubilación anticipada, como Francia y Suiza se están quedando sin talento. Sin embargo, solo el 19% de los gerentes de contratación buscan activamente contratar a jubilados que regresan, lo que crea otra desventaja para los adultos mayores.

Esto demuestra que, centrarse únicamente en un grupo demográfico o de edad generacional, limitará severamente la capacidad de una empresa para reclutar talentos de una amplia gama de grupos de talentos diversos y calificados.

Elección individual

A pesar de la creciente importancia de las voces de los/as candidatos/as y empleados/as en el lugar de trabajo, el 66% de los/as colaboradores/as siente que sus empleadores tienen todo el poder para determinar dónde trabajan. Esa dinámica está creando una lucha de poder, ya que el 64% de la fuerza laboral consideraría buscar un nuevo trabajo si tuviera que regresar a la oficina a tiempo completo.

El trabajo ya no es de talla única para todos, ahora las organizaciones deben comprender y reconocer cuán diferentes son las necesidades de forma individual, caso por caso.

Tecnología desatada

La gente está empezando a reconocer cuánto han mejorado la tecnología y la innovación el mundo del trabajo. Los desafíos ahora recaen en las organizaciones, que necesitan usar el poder de la tecnología para rehumanizar, y no deshumanizar, el lugar de trabajo. Como mostró el trabajo durante la pandemia, menos de la mitad (46%) de los empleadores cree que la lluvia de ideas en persona genera las ideas más creativas. Eso está en línea con lo que informaron las personas, ya que sus principales motivaciones para volver a la oficina son la interacción social (39%) y la colaboración eficiente (26%).

Dado que la tecnología ayuda a eliminar las barreras y las fronteras para el trabajo y la accesibilidad, los empleadores deben reconocer los beneficios de aumentar su fuerza laboral con tecnología. Hacerlo abrirá un mundo de posibilidades para encontrar nuevas y emocionantes formas de trabajar en los próximos años.

Conductores competitivos

En un mundo laboral cada vez más sin fronteras, siendo competitivo en una economía global donde prima lo digital, el acceso a talento altamente calificado es una clara ventaja competitiva. Y las organizaciones deberán encontrar ese talento donde sea que estén.

Los seres humanos siempre se han adaptado a las nuevas tecnologías y mejores formas de hacer las cosas. Como dice el refrán, la historia se repite; y la pandemia nos enseñó nuevamente que podemos lograr un progreso extraordinario si nos unimos: es la combinación de innovación, tecnología e ingenio humano lo que nos ayudará a superar los desafíos más grandes.

Las empresas que requieren buscar al mejor talento, sobre todo en ámbitos de tecnología, deben conocer y adaptarse a las demandas de candidatos/as que, cada día más, evolucionan a un ritmo acelerado.