Evitá estos errores en una entrevista de trabajo

2 min de lectura

Publicado el 24/06/21

Los nervios pueden jugarte una mala pasada, pero si te entrenaste lo suficiente, todo debería salir como lo esperas. Conocé qué no hacer y tendrás éxito para conseguir tu próximo empleo. 

Las entrevistas laborales son estresantes, lo sabemos. Por eso es importante estar preparado para estas oportunidades, pues pueden ser lo que nos acerquen o alejen del nuevo puesto o, incluso, nos abran puertas impensadas hasta el momento. Muchas veces, los candidatos sienten repetidamente que tuvieron un buen desempeño durante diversos encuentros, pero en ninguno consiguen ser seleccionados. ¿Por qué sucede esto? Cometen errores, solo que no los detectan como para poder corregirlos. Acá te contamos cuáles son los más comunes y así podrás evitarlos.   

Confiar en los libros:  

Para muchos, prepararse para la entrevista es conocer todos los trucos descriptos en las guías de entrevistas. Sin embargo, para un selector nada como detectar la singularidad de un candidato y poder evaluar cuánto matchea ésta con lo que la empresa está buscando.  

Investigación previa:  

No conocer de qué puesto se trata por el que nos buscan es un problema, pues no podremos demostrar qué habilidades tenemos para ser elegidos. Del mismo modo, hay que conocer los valores y cultura de la empresa, para hacer hincapié en aquellos que comparten con nosotros. Si se trata de una segunda o tercera entrevista, es preciso conocer quién nos entrevistará y qué cargo tiene, puede que sea nuestro futuro jefe. ¿Cómo lo sabemos? Es un dato que hay que preguntarle a quien nos agenda la cita.  

Sin presumir, pero con confianza:  

Cuando un entrevistador te pregunta por tus logros laborales, es necesario que sepas describirlos, haciendo foco en cuánto te fortalecieron en tu aprendizaje de carrera, y también es bueno destacar cuánto cambiaron o impactaron en el negocio de la empresa para la que trabajabas o en el departamento.  

Seguridad en el lenguaje:  

Es fundamental que evites responder con palabras como quizás, posiblemente o tal vez. Este tipo de contestaciones demuestran inseguridad, algo que te hará poco atractivo ante los ojos del selector.   

Si ofrecen preguntar, hazlo:  

Pero no caigas en cuestiones como saber el sueldo o cuántos días de vacaciones tendrás. Es mejor interesarte por temas cómo se adaptó la última persona que ingresó, cómo acompañan a los talentos a desarrollar su carrera o cómo es el clima laboral del equipo al que te sumarás.  

En ManpowerGroup tenemos amplia experiencia en entrevistas, por eso elaboramos estos y más consejos. ¡Conocelos en nuestro blog